Niña sin pendientes

La vecina de toda la vida, Pastora, y tu abuela Leti, te regalaron pendientes, llamados aretes en este lado del charco. Nos habían dicho que eras niña y mi imaginario te proyectó con ellos puestos. Tu padre me preguntó qué necesidad había en  atravesarte el lóbulo de  las orejas y eso me bastó para cuestionarme una heredada tradición española  que se convierte en una imposición de género: a las niñas se las pone pendientes, a los niños no.

Preferimos dejarte a ti esa decisión, minúscula, sin duda, pero que va alimentando la construcción de géneros estereotipados, contra los que luego hay que luchar. Y de eso -de luchar y deconstruir- saben mucho una gran mayoría de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI)

El sábado 24 de junio estuviste en el Parque Central de Ciudad de Guatemala esperando la llegada de la marcha de la diversidad sexual.  Miles de personas reivindicaban su ser de manera festiva, pese a las muchas barreras, auto negaciones, censuras y rechazos. Hombres y mujeres valientes por defender identidades de género y orientaciones sexuales que retan con su sola existencia imposiciones irracionales.

En Guatemala, unos días antes, organizaciones LGBTI proyectaron sobre las verdes paredes del Palacio Nacional de la Cultura luces de colores para visibilizar la bandera de la diversidad sexual. El Ministerio Público, insignia de otra Guatemala posible, y embajadas que acompañan a esa Guatemala alcanzable, también colocaron la bandera en sus instalaciones.

Este apoyo simbólico, pero necesario para una población aún violentada, encendió las críticas de los defensores del «deber ser» lo que su moral y dios les dicta.  Mientras ellos sufrían con las significativas victorias de la población LGBTI por conquistar espacios públicos, las miles de personas que participaron en la marcha disfrutaban. Nosotras también. Tu madre y tu padre como heterosexuales, al menos hasta la fecha, y tú como niña sin pendientes.

Niña sin pendientes02
Una mujer trans vestida de la Mujer Maravilla camina mientras se arregla el pelo durante la marcha de la diversidad sexual que inició en la zona 4 de la ciudad de Guatemala. Guatemala 24 de junio 2017, Foto: Luis Soto.

3 respuestas a «Niña sin pendientes»

  1. Realmente como persona jamas me habia planteado esa parte de los aretes, que es una manera de distinguir a las mujeres de los hombres. Pues en ocasiones yo personalmente me pongo aretes y en otras no pues eso para mi no te hace mas mujer o menos mujer. En estos tiempos tenemos que tener más amplitud de criterio y les aplaudo la decisión que han tomado y soy la abuela muy orgullosa de Clara .

  2. Realmente como persona jamas me habia planteado esa parte de los aretes, que es una manera de distinguir a las mujeres de los hombres. Pues en ocasiones yo personalmente me pongo aretes y en otras no pues eso para mi no te hace mas mujer o menos mujer. En estos tiempos tenemos que tener más amplitud de criterio y les aplaudo la decisión que han tomado y soy la abuela muy orgullosa de Clara .

  3. Clara querida , en el parque el día de la marcha de la Diversidad bailamos al compás de una fiesta multicolor la conexión más bella que he tenido contigo . ¡Qué afortunada eres por tener unos seres tan mágicos como lo es Olga y Luis a tu lado ! Eso sin duda te hará ver el mundo desde otra perspectiva la del amor . El amor es amor Clara . Tú tía cósmica
    . JAS

Deja un comentario