Volvemos, firmes hacia la utopía

Parálisis por análisis. Y por agotamiento, y por incertidumbre, y por desubicación… El caso es que hemos estado casi dos años sin escribirte ni una palabra en este cuaderno de vida vinculado a la actualidad. En el diario quedan tus días y etapas de crecimiento, incluso los movimientos que hemos superado con fortaleza en este tiempo: de Ciudad de Guatemala a Ermua (Bizkaia), de Ermua a Sahagún (León), de Sahagún a Alcobendas (Madrid), de Alcobendas a Madrid, al distrito de San Blas para ser más precisas. Pero no hemos recogido este presente que nos ha acompañado y que queremos documentar para ti con tono de pasado en clave de historia.

Tan absortos hemos estado en instalarnos física, mental y emocionalmente, que no hemos dejado que la realidad noticiosa nos golpee de lleno. Ha sido un blindaje inconsciente y, quizá por ello, necesario para salir adelante.

De Guatemala a España… Pensaba que cruzar el gran océano iba a colocarnos en el lado “equilibrado” de la vida, en el lado amable, avanzado y desarrollado del mundo. Hemos salido del contexto violento, injusto y doloroso que en Guatemala se filtraba por la piel, sí, pero nos encontramos aquí con una polaridad, negación e intolerancia que nublan la esperanza.

Por momentos tiendo a proyectar un tono derrotista sobre el devenir del mundo, pero cuando eso ocurre, el universo solo me ofrece señales que rescatan mi mirada optimista, que dan oxigeno a mi confianza en el ser humano, que me permiten soñar con un mundo para todas y todos que esperamos tú puedas seguir construyendo.

El movimiento feminista, esa es la auténtica revolución Clara, así lo veo, así lo siento y así será. Une a generaciones, a mujeres que se escuchan, hablan y actúan en todos los rincones del mundo, con voces propias y con propuestas sostenibles y necesarias. También el movimiento ecologista, liderado con un nuevo impulso por jóvenes que están dispuestos a dar esa voz de alarma que los más adultos somos incapaces de elevar. Y la filosofía de la no violencia, al que -gracias a la filósofa Judith Butler– me voy a agarrar muy fuerte para salvarme de los discurso de odio que están atravesando las sociedades actuales.

Así que aquí nos tienes de vuelta hija, con más optimismo en esta apuesta por una utopía más sólida. Para contarte lo que ocurre mientras creces.

_ST_3032
Cabeza de la Marcha por el Clima en su paso por el Paseo de la Castellana, en el marco de la COP25 celebrada en Madrid 6 de diciembre 2019. Fotografía. Luis Soto.

Una respuesta a «Volvemos, firmes hacia la utopía»

  1. Mis hijos y amada nieta bien dicen es una época de muchos cambios y miles de cosas a las cuales hay que ir adaptándose. Sin embargo la mejor fortaleza para esta lucha por la vida tiene un nombre y es CLARA. Como madre les deseo lo mejor de la vida y como abuela solo te puedo decir mi niña amada has hecho que me sienta más que feliz yo digo he tocado el cielo desde el 3 de marzo del 2017 gracias por hacerme sentir eso a ti y a tus padres los amo inmensamente.

Deja un comentario