La Fiesta Nacional

Luis Soto. Madrid 2020

El año pasado asistí al “tradicional” desfile del 12 de octubre, Fiesta Nacional, con el objetivo de entender esta celebración militar, que recojo aquí en imágenes. Como tú, Clara, vengo del «nuevo mundo” al que llegó la corona Española en 1492 y estoy acostumbrado a la presencia militar, a las banderas, a las armas y a un orgullo patrio que me cuesta entender. En Guatemala las armas no defienden, matan, y el ejército cometió las más grandes atrocidades durante los 36 años de guerra.

Quizá por ello me sorprendieron los vítores ciudadanos ante la marcha de los ejércitos por las calles de Madrid en el Día de la Hispanidad. Espontáneamente me asaltó una pregunta: ¿de qué se sienten orgullos esos cientos de personas que agitan imponentemente sus banderas?¿de su país? ¿de las fuerzas armadas? ¿de su bandera? ¿de la conquista?

En cambio este 12 de octubre el país celebra su Fiesta Nacional de una manera muy distinta.  Por primera vez desde 1987 no se ven ni grandes desfiles, ni miles de espectadores pendientes del saludo de las fuerzas armadas al Rey. En su lugar, un austero acto privado en el Palacio Real, en Madrid, seguido por ciudadanos curiosos de ver al  monarca Felipe VI.

La tensión social y política en pandemia está en su álgida expresión. Y me temo que va en ascenso. Este otro “nuevo mundo” que estamos viviendo será sin duda una buena excusa para platearse qué y cómo celebrar una próxima Fiesta Nacional.

Deja un comentario