#VotoEnFamilia, ¿y tú?

Los niños y niñas no votan pero desde Mientras Creces consideramos que su voz, sus opiniones y preocupaciones pueden estar recogidas de manera expresa en nuestros votos. ¿Cómo? Consensuando en familia por quién votar. Quienes viváis en Madrid aún estáis a tiempo de incorporar este experimente ilusionante en las elecciones del 4 de mayo. 

Consideramos que este ejercicio contribuirá a:

  • Fomentar el diálogo familiar, promover la comunicación y compartir vuestros valores
  • Cambiar nuestras percepciones sobre las capacidades políticas de los niños y las niñas, que tendemos a infravalorar
  • Fortalecer con este primer paso la educación en derechos de vuestros hijos e hijas

Recomendaciones: 

  • Preparar vuestra dinámica de manera que sea lo más coherente con vuestra forma de ejercer  la maternidad y paternidad. Es decir, en función de si os reconocéis autoritarios, liberales o participativos.
  • Sea cual sea vuestro modelo, la escucha activa y respetuosa debe ser imprescindible.
  • Esta propuesta no debe ser una obligación para vuestros hijos. Da igual cuánto os hayáis preparado para ello, si en esta ocasión no tienen interés, comenzad por otras acciones que vayan despertando su inquietud.
  • Explicadles vuestra idea, contadlos por qué os gustaría contar con su opinión y qué pensáis de las razones que impiden a niños y niñas votar.
  • Si aceptan vuestra honesta y sincera invitación, recordad cuál es el propósito: consensuar el voto. No les decepcionéis. Cumplidlo.
  • Os dejamos las recomendaciones que elaboramos a la hora de disfrutar del arte de dialogar , por si queréis tenerlas a mano. El diálogo -sin imposición, con interés en el otro- es fundamental para el consenso.  

Sin intención de condicionar o limitar vuestras propuestas, compartimos un pequeño guión para aquellas familias que no sepan por dónde empezar.

  1. A participar se aprende participando y para ello necesitamos, grandes y pequeños, poder participar, querer participar y saber participar. En este caso, el “poder” lo vais a proporcionar con esta propuesta de consenso; el “querer” lo vais a garantizar con la consulta a vuestras hijas; y el “saber” os toca compartirlo. Si ellos y ellas ya tienen experiencia en participación política, podéis definir juntos cómo crear esta sesión.
  2. ¿Qué es la democracia? ¿Por qué votamos? ¿Quiénes y cómo nos representan? En este sentido, existen materiales educativos que os pueden ayudar a transmitir la información de manera sencilla. Nos ha gustado mucho esta guía de Ciudades Amigas de la Infancia de Unicef, de 2015, que plantea la creación de un programa electoral de niños y niñas . En la página 20 podréis encontrar las definiciones de algunos conceptos clave. No olvidéis abordar que el voto es secreto pero que en este caso habéis decidido consensuarlo.
  3. ¿Cuáles son los principales temas de interés para cada miembro de la familia sobre los que los partidos políticos deben actuar? Crear un listado acotado, que recoja grandes temas (educación, cultura, medio ambiente, igualdad, empleo…), y comenzad a hablar sobre las demandas de cada persona. Podéis romper el hielo vosotros o, si están motivados, dejarles hablar primero y tomar nota de sus preocupaciones. Es importante que todas y todos compartan sus ideas y opiniones.
  4. De cara a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, los medios han creado comparadores de programas electorales, que facilitan la tarea de buscar las propuestas partido por partido. Os compartimos el comparador de RTVE. Si la búsqueda en internet va a recaer en los menores, es una buena oportunidad para identificar la confiabilidad y reputación de las fuentes.
  5. Una vez conocidos los programas electorales, es hora de exponer vuestras decisiones. ¿Qué ocurre cuando nuestras firmes posiciones ideológicas y las elecciones de nuestras hijas e hijos se inclinan por una opuesta? Consideramos que este puede ser un escenario probable. Toca dialogar, en el sentido más estricto de la palabra, y argumentar nuestros motivos. Os dejamos este artículo publicado en The New York Times que aborda cómo hablar con los hijos e hijas en el marco de las elecciones de Estados Unidos del pasado año. Salvando las distancias, creemos que sus reflexiones pueden ser una referencia en este contexto de polaridad.
  6. Y por último, es hora de meter en el sobre la papeleta o las papeletas, en función de cuántos adultos haya en vuestra familia.

Feliz experimento. Estaremos felices de escuchar vuetras experiencias.

Deja un comentario